El comité de Investigadores de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA) participarán en las etapas iniciales del desarrollo de una posible vacuna contra el virus covid-19 que se está desarrollando en Estados Unidos.

Expertos argentinos trabajarán en conjunto con instituciones estadounidenses, quienes serán los encargados de realizar pruebas clínicas en animales, a fin de probar la utilidad de la vacuna generada por investigadores de la Universidad de Winsconsin. 

Por otra parte, el secretario de relaciones internacionales de la UBA, Gabriel Capitelli, explicó que el desarrollo de una vacuna para humanos tiene varias fases. En primer lugar, se refirió a la etapa de laboratorio que es la que permite obtener lo que va a dar la respuesta inmunológica el día de mañana para que sea aplicado a un organismo vivo y genere los anticuerpos.

Luego, se sigue con el «escalado» en el que todos sus compuestos se emplean para estudios clínicos para después pasar a la etapa de prueba. Esto da lugar a la siguiente instancia, en la que se revisa la toxicidad en animales que, en este caso, se harán en murciélagos y gatos.

El experto afirmó: «En biología 2+2 nunca es 4, uno no sabe cómo va a resultar hasta que no lo prueba». «Entonces, cuando uno tiene un producto en sus manos puede suceder excelentemente bien o no funcionar», señaló al decir que no se puede marcar con exactitud cuándo estará lista la vacuna.