Es la llamada “ARVAC- Cecilia Grierson” y podrá usarse para reforzar la inmunidad en personas que ya tengan su esquema completo de vacunación.

En enero comenzarán los ensayos de la Fase 1 de la vacuna argentina contra el Covid-19, denominada “ARVAC-Cecilia Grierson” en honor a la primera mujer médica del país. Esto significa iniciar pruebas en seres humanos, según informó el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Daniel Filmus, titular de esa cartera, explicó que la “ARVAC- Cecilia Grierson” «terminará a fin de 2021 con los estudios preclínicos”, por lo que en 2022 se iniciarán los ensayos de Fase 1. «Esperamos que el desarrollo permita, con el aporte del Estado y la articulación con el sector privado, poder, a fines de 2022, principio de 2023, escalar la producción para tener la vacuna nacional», agregó.

Por su parte, la ministra de Salud, Carla Vizzotti señaló: “Estamos trabajando en un seguimiento interministerial por instrucción del presidente para avanzar lo más rápidamente en la disponibilidad de una vacuna argentina contra la Covid-19 para así poder dar respuesta a las estrategias de refuerzo y además tener una herramienta que amplíe este desafío a todas las vacunas, tratamientos e innovaciones tecnológicas. En este sentido, se trata ubicar al Estado en un rol presente y rector”.

Esta vacuna es desarrollada por la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) con participación del CONICET y el laboratorio Cassará. Según comunicaron, en las pruebas preclínicas la dosis mostró ser eficaz frente al virus y se encuentra en la etapa final de los ensayos toxicológicos.

Las pruebas se realizan en el Centro de Medicina Comparada (CMC) de la Universidad del Litoral (UNL) y luego se envían los protocolos del ensayo de Fase 1 a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) para su validación. Una vez aprobados se avanza en la primera fase.