«Con 40 grados, no voy a ningún lado», expresó. Con respecto a la suspensión de la declaración indagatoria en Dolores, la líder de la Coalición Cívica consideró que «el papelón del juez Martín Bava fue un éxito para Macri».

La líder de la Coalición Cívica ARI, Elisa Carrió, explicó su ausencia durante la llegada del expresidente Mauricio Macri a Dolores, ciudad donde prestaría declaración en la causa por espionaje ilegal a familiares de los tripulantes fallecidos en el submarino ARA San Juan. Admitió que «con 40 grados de calor», no va a ningún lado.

Tanto en declaraciones brindadas a LN+ como a través de sus redes sociales, Carrió expuso: «No fui a Dolores porque yo con 40 grados no voy a ningún lado. Soy chaqueña, no hay papá que me movilice, con 45 grados se duerme la siesta».

Sin embargo, aclaró: «Pero si hablé con Mauricio Macri después. Le hice saber que la indagatoria fue todo un éxito. La conversación fue maravillosa. Siempre estamos como amigos y nos llamamos constantemente. Somos así».

Bajo la misma línea, y con respecto a la suspensión de la declaración indagatoria porque el juzgado no tenía el relevamiento del secreto de inteligencia para que Macri pueda declarar, sostuvo: «El papelón del juez fue un éxito para Mauricio Macri. Más que seguro».

Acto seguido, apuntó contra el juez Martín Bava, sobre quien dijo: «Su error no hizo más que demostrar su absoluta subjetividad, incapacidad e incompetencia. Es normal, es un juez hiper kirchnerista que comete irregularidades siempre».