Lo decidió el juez de Dolores Martín Bava, luego de que el presidente relevara a Macri de la obligación de guardar secreto de Estado en el marco de la ley de inteligencia.

El expresidente Mauricio Macri deberá ir el proximo miércoles al juzgado federal de Dolores para enfrentar la postergada indagatoria en la que se lo acusa de haber espiado a los familiares de las víctimas del Ara San Juan. La orden la firmó esta mañana el juez federal de Dolores Martín Bava, luego de que anoche el presidente Alberto Fernández firmara la resolución que relevó a su antecesor de la obligación de guardar secreto de Estado, el planteo que frustó la audiencia del ayer, jueves.

Será el 3 de noviembre, a las 12, en Dolores. Según indicaron a Infobae fuentes judiciales, el juez descartó que la audiencia sea por zoom como pretendía la defensa.