El ministro de Educación, Nicolás Trotta, informó la decisión del organismo federal de educación y aclaró que en los casos de aulas pequeñas en que no se pueda cumplir el requisito de 0.90 cm de distanciamiento se acortará 0.50 con medidas preventivas adicionales.

El Consejo Federal de Educación aprobó este jueves una propuesta para regresar a la «presencialidad plena» en las escuelas a partir del próximo 1 de septiembre, informó el ministro del área, Nicolás Trotta.

El esquema regirá con protocolos que incluyen una distancia de 0,90 centímetros en las aulas, utilización obligatoria de barbijos, ventilación y otras medidas de cuidado.

El fuincionario ratificó también el «compromiso» del Gobierno nacional en «acompañar» a las provincias en la «adquisición» de diferentes insumos para poner en marcha la presencialidad en las escuelas, tales como «medidores de carbono, kit de testeos y barbijos», entre otros.

En conferencia de prensa, Trotta señaló que «cada una de las jurisdicciones va a poder determinar la progresividad» de las medidas aprobadas por el Consejo Federal de Educación para retornar a la presencialidad total en las aulas.

También aclaró que podrá establecerse una distancia mínima entre alumnos de 0,50 centímetros en aquellas escuelas en las que resulte imposible aplicar el rango de 0,90 centímetros para sostener la asistencia total de los estudiantes.