En ambas provincias se mantuvo, durante las últimas semanas, el aislamiento obligatorio de manera estricta. El principal contagio es el dengue que en Catamarca estaría un alto porcentaje ya curados y en Formosa se confirmaron 2788 casos.

Catamarca, gobernada por Raúl Jalil, y Formosa, gobernada por Gildo Insfrán, siguieron los lineamientos del Gobierno nacional y todavía mantienen sus fronteras controladas por las fuerzas provinciales, así como también la prohibición para circular por las calles de todos aquellos que no estén exceptuados.

Ni Catamarca ni Formosa anunciaron hasta hoy que vayan a poner en práctica las «salidas recreativas» autorizadas por el decreto de necesidad y urgencia que firmó Alberto Fernández. Los epidemiólogos y las autoridades de salud de esas provincias coinciden en que la nula cantidad de casos de coronavirus se debe a que se cerraron a tiempo las fronteras y en que, además, no son focos importantes de turismo.

La ministra de Salud de Catamarca, Claudia Palladino, preside el Comité Operativo de Emergencia (COE) local y advierte que, a pesar de no tener casos confirmados en la provincia, no se deben alivianar las medidas de prevención

En Catamarca se estableció el uso obligatorio de barbijos. En Formosa solamente es obligatorio utilizarlos en los colectivos. Se contempla, sin embargo, la posibilidad de establecer el uso obligatorio para circular por la vía pública.

«Si no tuviésemos ingreso por frontera interprovincial y si nos pudiéramos autoabastecer, podríamos funcionar como una provincia aislada en sí misma -dijo Palladino-. Pero nuestra preocupación todavía son estas 500 personas que ingresaron por el permiso para poder regresar a la provincia, y todavía hay gente que tiene que regresar.»

En ambas provincias, el coronavirus todavía es un fantasma. El principal enemigo es el dengue. En Catamarca la situación se considera «controlada»: desde la cartera de salud de esa provincia informaron que la curva está en descenso por las estrategias de bloqueo y prevención de dengue, y que desde que comenzó el año se registraron 273 casos, de los cuales 250 corresponden a pacientes que están curados.

En Formosa, de acuerdo al último informe presentado por el Ministerio de Desarrollo Humano, son 2788 los casos de dengue confirmados.

Fuente: La Nación