Desde este viernes, el uso de barbijo o tapaboca será obligatorio en la Capital cordobesa, en medio de las medidas de prevención que se llevan adelante a nivel municipal para detener el avance del coronavirus.

Según adelantó el viceintendente Daniel Passerini, la obligatoriedad del tapabocas será tratada y aprobada este mismo viernes en el Concejo Deliberante y se espera que ese mismo día el intendente Martín Llaryora promulge la legislación.

“Toda persona que circula en la calle deberá usalo”, dijo y agregó: “Estamos analizando cual va a ser la penalidad por el incumplimiento”

En ese sentido, indicó que se buscarán sanciones relacionadas al trabajo comunitario y no económicas.