El Ministerio de Salud de la Nación confirmó la primera muerte por coronavirus en la Argentina. Se trata de un hombre de 64 años que había viajado a París, Francia, y se encontraba internado en el Hospital Argerich.

Fue identificado como Guillermo Abel Gómez. Había regresado de su viaje el 25 de febrero pasado, y el 28 de ese mes comenzó a presentar fiebre, tos y dolor de garganta, por lo que el 4 de marzo se había presentado en un centro de salud.

Foto ilustrativa: Hospital Argerich

No es uno de los ocho casos positivos confirmados por las autoridades sanitarias. Se trata de un hombre que había viajado a Francia y estaba internado en el Argerich.

Según detallaron fuentes del hospital, el virus fue detectado una vez que el paciente había fallecido. Llevaba internado más de dos días y tenía otras complicaciones de salud: padecía diabetes, hipertensión, bronquitis crónica e insuficiencia renal.

Al ingresar se le realizó el hisopado correspondiente y se envió a análisis para panel virológico. Los resultados fueron negativos para influenza y positivos de coronavirus. Según informaron fuentes oficiales, se encontraba aislado preventivamente.

Actualmente, hay ocho pacientes con coronavirus en el país: seis en la Ciudad, uno en la Provincia de Buenos Aires y el restante en Córdoba. La víctima fatal no es ninguno estos casos confirmados. Se trata de la primera muerte en América Latina por esta enfermedad.

Línea 107

En otro orden de prioridades, el ministerio de Salud de la Nació informó qie el sistema de salud está atendiendo más de 2.000 llamadas por día en la línea 107. Los registros muestran que desde el 1 de marzo y hasta el jueves pasado fueron atendidas en total 8.898 llamadas y en 77 casos se trató de personas con síntomas como fiebre.

El titular de la cartera sanitaria, Fernán Quirós, remarcó la importancia de “lavarse bien las manos, no tocarse la cara y lavar las superficies” y sostuvo que “a todas las personas que vengan de viaje de los países donde hay circulación viral activa, que son China, Japón, Corea del Sur, Irán, Italia, España, Francia y Alemania, les pedimos responsabilidad social. Necesitamos que se queden en sus casas, que no salgan a reuniones multitudinarias, que no se vinculen con mucha gente”, concluyó.