Las petroleras Raizen, que comercializa la marca Shell, e YPF comunicaron que desde el primer minuto de este sábado se encarecen los precios al surtidor. El alza de los combustibles se suma a otros 10 incrementos de distintos rubros que impactarán sobre la inflación en octubre.

Tras el aumento de los impuestos a los combustibles, las principales petroleras del sector aplicaron desde este sábado aumentos de 6% promedio a las naftas y gasoil que comercialilzan en todo el país. La medida responde no solo al ajuste impositivo, sino también al alza de los biocombustibles, la inflación y la devaluación del peso.

Raizen, que comercializa los combustibles Shell, fue la primera en anunciar el incremento de 6% promedio de los precios de los combustibles. “Esta actualización de precios se origina por el aumento de los impuestos a los combustibles IDC e ICL, el incremento de los precios de los biocombustibles y la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas que utilizamos para la producción de combustibles”, fue el comunicado que emitió Raizen, empresa licenciataria de Shell.

A la madrugada, la estatal YPF -que tiene una participación de casi el 60% de mercado, informó subas de 5% para la nafta y 7% para el gasoil

Se espera que Axion y Puma, las otras empresas del sector, también ajusten los valores de los combustibles que comercializan en todo el país.