El Servicio Meteorológico informó que desde el 4 de julio se establecieron condiciones de frío mayores a los registros de la época en provincias como Santa Cruz. Hubo pueblos aislados y sin energía.

El sur del país registró una semana con las temperaturas más bajas en las últimas dos décadas, que afectaron a provincias como Santa Cruz, Tierra del Fuego y Chubut. En algunas zonas, las nevadas incluso dejaron familias completamente aisladas y sin energía.

En Calafate, Santa Cruz, la ola de frío afectó a toda una ciudad al marcar temperaturas mínimas que oscilaron entre los -8°C y -17°C durante 8 días, alcanzando de esta manera el récord de los últimos 20 años si se considera el período por el que se extendió el frío extremo.

A su vez, el Pronóstico Climático Trimestral (PCT), divulgado por el Servicio Meteorológico, informó que desde el 4 de julio se establecieron condiciones de frío extremo en otras zonas del sur de la Patagonia. Se registraron olas de frío en Río Grande, Tierra del Fuego (durante 5 días); en Comodoro Rivadavia, Chubut (por 3 días) y en las ciudades de Santa Cruz, Río Gallegos (4 días); San Julián (3 días) y Gobernador Gregores (3 días).

Río Grande, la segunda ciudad con mayor cantidad de días a temperaturas bajo cero, ubicada en Tierra del Fuego, la provincia más al sur del país, tuvo una de las peores épocas del invierno. Incluso alcanzó un récord al mantenerse como el segundo lugar más frío cuando, durante una mañana, el termómetro alcanzó los -11°C. Sin embargo, tal como indica el Servicio Meteorológico Nacional, no se esperan alertas por nevadas en el futuro en ninguna localidad.

La tercera localidad, en este caso, fue Comodoro Rivadavia, en Chubut, donde las jornadas marcadas por el frío se extendieron por tres días. Tales fueron las condiciones que las secuelas de este fenómeno provocaron la ‘emergencia climática’ en algunos sectores afectados. De hecho, en las últimas semanas hubo familias aisladas que necesitaron asistencia mientras que otras continuaban sin servicio eléctrico o agua, en medio de temperaturas extremas.

En algunas localidades de la provincia la acumulación de nieve llegó a los dos metros de altura y varias familias necesitaron ayuda tras quedarse aislados y con pocas provisiones. (Infobae)