Mayo comenzó con una demanda más tranquila en el mercado automotor. Si bien siguen faltando vehículos, la reducción de la brecha cambiaria desalienta el consumo.

Después de dos años donde el mercado automotor estuvo dominado por una demanda muy superior a la oferta, hay señales de que algo está cambiando

La consecuencia de este leve giro se siente en muchas concesionarias con la reducción de los niveles de sobreprecios que se venían exigiendo.

El motivo principal del nuevo escenario es la calma del dólar “blue” y los precios de los 0 km que no paran de subir.

Mayo comenzó más tranquilo. “Estamos viendo una retracción del público en los salones. No sabemos si es una cuestión excepcional o fija una tendencia, pero hay un cambio que se siente”, explicó a Ámbito el gerente de una concesionaria de Belgrano.

El tipo de cambio paralelo, pese a algún sacudón una par de semanas atrás, se cotiza al mismo valor que octubre o noviembre del año pasado. En este tiempo, a un ritmo de 5% mensual (cómo mínimo), los autos se encarecieron en pesos más de 30%. También, por un “blue” planchado, se encarecieron en dólares.

Fuente: Ámbito Financiero