El ex presidente dijo que el riojano va a ser reivindicado con el paso del tiempo. Pichetto pidió un busto en la Rosada.

Mauricio Macri desató una interna inesperada en la Mesa Nacional de Juntos luego de reivindicar la presidencia de Carlos Menem.

«Quien había resuelto los problemas de la grieta en la Argentina fue el presidente Menem, que cada día va a estar reivindicado con el paso del tiempo», dijo Macri a Radio Mitre Córdoba.

«Él vino con un peronismo moderno, intentando unir a los argentinos detrás de la producción, el empleo y el progreso pacífico de la Argentina, y esta gente ha vuelto a predicar sistemáticamente el discurso del odio», dijo Macri al comparar al menemismo con el kirchnerismo.

Tanto desde la Coalición Cívica como desde la UCR, dos de los cuatro partidos nacionales de la mesa de Juntos, salieron a repudiar esas declaraciones.

El presidente de la UCR, Gerardo Morales, publicó un extenso hilo en Twitter para rechazar la reivindicación. «Rechazamos las políticas neoliberales implementadas por el menemismo en los 90 que hoy reivindican algunas voces de la política argentina», publicó el gobernador de Jujuy.

«Estás medidas destruyeron nuestro aparato productivo, nos hicieron más pobres y terminaron con la esperanza de nuestro pueblo», dijo Morales. La UCR es un partido democrático, no una empresa. Tenemos dirigentes políticos, no CEOs. Estamos construyendo un programa político federal, no uno de negocios», dijo en una alusión directa al PRO.

Por su parte, el titular del bloque de la Coalición Cívica en la Cámara de Diputados, Juan Manuel López, pidió por Twitter no olvidar que, «con Menem, también empezó la degradación institucional que tampoco nos deja crecer».

El diputado que responde a Elisa Carrió recordó que, «entre otras cosas, fundó un Poder Judicial corrupto, ampliando la Corte y Comodoro Py, y profundizó la degradación de los servicios de inteligencia».

Fuente: La Política Online