Se trata de aquellos que no son fáciles de llevar y que complican un poco más la misión de compartir el mismo techo con otra persona.

Hay personas que no son fáciles de llevar en el día a día, y menos compartiendo el mismo techo. Todos tenemos nuestros puntos débiles en ese sentido: quienes somos desordenados, maniáticos, distraídos, puntillosos, extremadamente pulcros.

Según la astrología, los signos más difíciles para son el trío de signos de fuego.

Aries

Las personas nacidas bajo el signo de Aries tienen un gran sentido de la intimidad. No les agrada para nada que alguien se entrometa en sus espacios personales, sea un amigo o la propia pareja. Desarrollan un gran temor a perder su libertad y son vergonzosos con su privacidad. Tienen su ritual para hacer determinadas cosas, y les cuesta ceder a los modos de otra persona, por lo que suelen establecer las reglas. También son muy exigentes con el estado de algunos espacios de uso común, como pueden ser el baño y la cocina.

Sagitario

“Para siempre”, es una frase a la que cualquier sagitariano le huye, por lo que le es muy difícil tomar la decisión de vivir en pareja, no así con amigos o compañeros de cuarto. Es más, la dilatará lo más que pueda. Al ser muy inestables emocionalmente, todo lo que tenga una connotación de “definitivo” los aterra, ya que a los sagitarianos no les gusta que los encasillen. Tienen un gran sentido de la libertad y el movimiento, por lo que se sienten “atados” fácilmente.

Leo

Los leoninos son sumamente territoriales, y esto se potencia en su espacio de convivencia cotidiana. Se los suele catalogar de egocéntricos, y valoran mucho el espacio personal, como la habitación y el baño, que defenderán de cualquier intruso.

Si se sienten invadidos pueden llegar a tornarse insoportables, por lo que si estás pensando en convivir con un leonino, tendrás que respetar cuidadosamente sus espacios de intimidad.

Fuente: Crónica