Desde la llegada de Ómicron a la Argentina, las reinfecciones comenzaron a ganar terreno. Según informaron desde el Ministerio de Salud nacional a TN, del total de los contagios que se registraron en enero, el 13% fueron personas que transitaron un nuevo episodio de Covid-19.

Para decirlo en números, de los más de 2.680.000 casos registrados en enero de este año, casi 350 mil fueron personas que ya se habían contagiado coronavirus en otra oportunidad. De ese total, el 99,5% había transitado la enfermedad hacía más de tres meses, según informaron a este portal desde la cartera sanitaria.

El 0,5% de las reinfecciones restantes se produjo dentro de los 90 días establecidos como límite para considerar que se trata de un nuevo episodio. Por lo tanto, su recontagio debería haberse comprobado al realizar una comparación de secuencias genómicas del virus. Es decir, se debe realizar un estudio que determine de qué variante se trató en un primer momento y cuál fue la segunda.

Alerta por reinfecciones en la Argentina

Ya en noviembre de 2020, la idea de que surgieran reinfecciones puso en alerta al Ministerio de Salud. En ese momento, emitieron un documento para evaluar esta posibilidad que, casi un año y medio más tarde, es una realidad que afecta a miles de argentinos. En el escrito adviertieron sobre tres posibles situaciones: excreción viral prolongada, actividad viral persistente o reinfección.

Excreción viral prolongada: tras transitar el Covid-19, una persona puede seguir excretando virus por un largo periodo de tiempo. Los especialistas advierten estos no serían viables (no enferman).

Actividad viral persistente: existen casos donde, tras “curarse” del Covid-19, el virus se esconde en reservorios “no definidos ni caracterizados” dentro del organismo. Posteriormente, estos “durmientes” se reactivan y son los responsables de iniciar una nuevo episodio de coronavirus. En este caso, el Ministerio de Salud había establecido que se estimaría este escenario cuando el segundo evento se produce dentro de los 45 días.

Reinfección: según señaló la cartera sanitaria, se considera una nueva infección cuando el nuevo episodio tiene lugar luego de tres meses. O, caso contrario, cuando dentro de este periodo se realiza una “secuenciación de genoma viral completa” que permita conocer la composición de ambos virus y compararlos.

Ómicron: la gran responsable de las reinfecciones

El último informe emitido por el Imperial College, de Londres, aseguró que “el riesgo de reinfección con Ómicron es 5,4 veces mayor que ante la variante Delta”. Con lo cual, aquellos que padecieron Covid-19 por otra variante tienen apenas una protección del 19% ante un nuevo episodio.

En tanto, en un documento emitido por la Oficina de Estadísticas Nacionales (ONS) británica señalaron que “el riesgo de reinfección fue 16 veces mayor en el período dominante de Ómicron en comparación con Delta”. De esta manera, señalaron que la alta propagación de esta mutación, junto a la mayor cantidad de infectados, empujan aún más las reinfecciones.

Fuente: TN