La menor tuvo fractura de fémur y sus dos hermanos, que viajaban en el asiento trasero, presentaron politraumatismos.

Una nena de 9 años, que manejaba un vehículo en la ciudad de Mar del Plata, terminó internada con fractura de fémur tras realizar una mala maniobra, despistar y chocar de frente contra una roca gigante ubicada sobre la Avenida Antártida Argentina al 9900.

El hecho ocurrió este domingo a la tarde, cuando el Renault 19 color gris topo que conducía la menor perdió el control y, tras el impacto, la policía descubrió que quien iba al volante en ese momento no era un adulto sino una niña.

Alertados por lo sucedido, los vecinos llamaron inmediatamente al 911 y tanto el SAME como la Policía Científica se hicieron presentes en el lugar. Allí los efectivos constataron que en el vehículo también se encontraba Fabio Dario Silva y Héctor Fernando Gonzalez, junto a los tres hijos de Silva, de 9, 12 y 14 años.

“Silva le entregó el volante del rodado a su hija Valentina, que iba en el asiento delantero del acompañante, la cual realizó una mala maniobra y se despistó provocando la colisión”, declaró González al ser indagado sobre los motivos del siniestro.

Todo indica que la nena habría entrado en pánico cuando su padre aceleró repentinamente, no pudiendo mantener el vehículo sobre el carril. La menor fue trasladada “lúcida y consciente” al Hospital Materno Infantil en una ambulancia y acompañada por su madre Gisela Romina García Moreno, quien señaló que los niños solo tuvieron “golpes y raspones”. Por su parte, Silva y sus dos hijos restantes se retiraron en el auto de un familiar para ser asistidos por los traumatismos.(Infobae)