Un conocido odontólogo de Santiago del Estero fue detenido ayer en esta capital, tras haber sido denunciado por una funcionaria judicial que lo acusa de haberla amenazado con difundir y viralizar un video en que aparecerían manteniendo relaciones sexuales.

La incipiente investigación es comandada por la fiscal Andrea Juárez. Pese al hermetismo, trascendió que una comisión policial detuvo ayer a la tarde a un odontólogo identificado por fuentes judiciales como Luis Francisco Sugrañes, tras ser denunciado por su expareja, una funcionaria judicial de la ciudad de La Banda.

La medida fue ordenada por la jueza de Género, Norma Morán, tras el requerimiento de la fiscal Juárez, en consonancia con el cumplimiento de otras medidas.

Relación afectiva

Las mismas fuentes confirmaron que la víctima y Sugrañes habrían mantenido una relación afectiva, en cuyo transcurso la pareja habría filmado en algunas ocasiones sus relaciones sexuales.

En los últimos días el vínculo se habría resentido y registrado un grave incidente. La víctima habría reclamado al odontólogo una presunta infidelidad con una abogada del foro local y ello generó más tarde un duro entredicho entre la funcionaria y la letrada.

Presentación

El conflicto derivó luego en la denuncia de la funcionaria contra Sugrañes por supuestas «amenazas».

Siempre sobre la base de la presentación de la denunciante, el odontólogo la habría amenazado con viralizar un video en que ambos aparecían manteniendo sexo.

Urgente, la funcionaria presentó su denuncia ante la fiscal de turno, la que instó a la magistrada de Género a ordenar la detención del odontólogo.

Orden judicial

Dado a la gravedad y magnitud de los hechos denunciados, la jueza Morán refrendó la detención de Sugrañes, quien ya está a disposición de la Justicia y sería indagado en las próximas horas.

Los investigadores le habrían secuestrado su celular. El caso podría encuadrarse en la práctica extorsiva conocida como «sextorsión» o «pornovenganza», enfatizaron al cierre de esta edición los expertos de la Justicia.

“Pornovenganza”, igual a una extorsión, de acuerdo con el Código Penal

La denominada «pornovenganza» es la difusión no consentida de material íntimo y el Código Penal Argentino la consideraría como un tipo de extorsión.

Cada vez con mayor frecuencia se suceden las presentaciones por este tipo de delito en los tribunales del país. Aluden a la difusión no consentida de imágenes o videos íntimos en redes sociales, servicios de mensajería instantánea y cualquier tipo de medio social donde se comparte información.