El mandatario pidió alzar las voces «con las convicciones de siempre» y dijo que su mayor aspiración es que «en el 2023 los compañeros del Frente de Todos elijan» al que será el próximo candidato a Presidente.

El presidente Alberto Fernández afirmó, ante una Plaza de Mayo repleta, que el Día de la Militancia es un buen momento para empezar «la segunda etapa del Gobierno».

Acompañado por los principales referentes del Frente de Todos, pidió alzar las voces «con las convicciones de siempre» y dijo que su mayor aspiración es que «en el 2023 los compañeros del Frente de Todos elijan» al que será el próximo candidato a Presidente.

«El Presidente que está acá es el que eligió el pueblo argentino en 2019», remarcó el mandatario nacional. Según dijo, a partir de ahora comenzará la recuperación económica, más allá de que señaló que «todavía quedan muchas batallas por dar», como la inflación y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Escuché mucho estos días ‘Si perdieron ¡¿qué celebran?!’ El triunfo no es vencer, sino es nunca darse por vencidos. Hoy lo que estamos festejando acá es que la militancia le fue a levantar los brazos al que estaba derrotado», recalcó el jefe de Estado.

«Todos vimos cómo especularon con el dólar, como nos avisaron que iban a terminar con las indemnizaciones. Cómo iban a ir por la presidencia de la Cámara de Diputados, todos lo escuchamos ¿no? Un periodista se animó a decir que esta semana iba a haber una Asamblea Legislativa. El Presidente que está acá es el que eligió el pueblo argentino en 2019», enfatizó Fernández.

Asimismo, llamó a «construir juntos este país» con sectores de la oposición que «no expresan odio ni boicotean», una línea de acción en la que a su juicio no figuran el ex presidente Mauricio Macri y el dirigente derechista Javier Milei. «Si Macri no quiere hablar, que se quede con sus amigos solo haciendo negocios», aseguró. (PERFIL)