A través de un comunicado, el Ministerio de Salud dijo que dejará de ser obligatoria la implementación sanitizantes y otras medidas destinadas a prevenir contagios de Covid-19.

El Gobierno nacional, en el marco de una baja de casos de Covid-19, anunció este jueves 11 de noviembre la flexibilización de controles sanitarios. Entre las nuevas medidas, menciona la no obligatoriedad del uso de alcohol en gel y termómetros.

A solo cuatro días de las elecciones legislativas, el Ministerio de Salud emitió un comunicado en el cual detalló dichas flexibilizaciones. En primer lugar, ya no será necesario sostener el control de temperatura corporal y el rociado de manos en los accesos a edificios.

Bajo la misma línea, deja de ser obligatorio también la implementación de turnos programados, las sanitizaciones y otras medidas adicionales, «a menos que se entiendan fundamentales para el desarrollo de una determinada actividad productiva».

Aun así, y teniendo en cuenta que el virus continúa circulando en el país, se recomienda mantener el uso tapabocas en espacios compartidos cerrados y abiertos. Su uso no es obligatorio solo cuando se circula al aire libre a más de dos metros de otros. En ese sentido, reitera una vez más la necesidad de mantener la distancia mínima de dos metros entre personas, asegurar una adecuada ventilación cruzada y continua en los ambientes, así como mantener el lavado frecuente de manos.

Las flexibilizaciones antes mencionadas quedan a disposición para su uso en las siguientes actividades: económicas, bancarias, industriales, comerciales, de servicios, turísticas, religiosas, culturales, deportivas, recreativas y sociales.

La misiva de la cartera de Salud aclara entonces que “las instituciones y demás organismos de aquellos sectores podrán establecer las medidas que entiendan pertinentes y necesarias para el desarrollo de cada actividad en particular”.

Finalmente, la medida contempla con la disminución de las hospitalizaciones y las muertes por más de 23 semanas. La decisión de disminuir los controles es tomada en función de que el 58,9% de la población completó el esquema de vacunación.