El mexicano venció al estadounidense tras una embestida demoledora en el décimo asalto. Unificó los cuatro títulos de la división de los Supermedianos, y se convirtió en el mejor del mundo libra por libra.

El mexicano Saúl Canelo Álvarez noqueó la noche del sábado al estadounidense Caleb Plant y se convirtió en el primer campeón indiscutible de peso supermediano en la historia del boxeo.

Álvarez, de 31 años, envió al estadounidense a la lona en el undécimo asalto del combate en el MGM Grand de Las Vegas (Nevada) ante 16.586 aficionados apoyaron mayoritariamente al mexicano.

‘Canelo’, gran favorito en las apuestas, le arrebató a Plant el cinturón de la FIB y lo unió a los tres que ya poseía de la AMB, el CMB y el OMB en la categoría de las 168 libras (76,2kg).

Únicamente cinco púgiles masculinos, ninguno de ellos mexicano, habían logrado poseer simultáneamente los cuatro cinturones de los órganos rectores del boxeo desde que esta hazaña comenzó a ser posible en 1988.

«Estoy muy contento, quiero que esta sea una motivación para los demás mexicanos», dijo Álvarez tras la pelea.

«Plant es un gran peleador, se me dificultó más de lo normal, pero al final hicimos lo que teníamos que hacer, sabía que lo iba a noquear, debimos de tener paciencia porque ya me estaba desesperando un poquito», apuntó.