Las tres mujeres viajaban en un remis de Corrientes a Chaco con 12 paquetes de marihuana.

Tres mujeres fueron detenidas por Gendarmería Nacional entre Corrientes y Chaco por transportar más de ocho kilos de marihuana valuada en una cifra millonaria. Las fuerzas de seguridad captaron el ilícito luego de ver que tenían una falsa panza de embarazadas.

El martes por la noche el personal de Gendarmería estaba realizando un control sobre el corredor vial Nacional de la Ruta 16, ingreso al Puente Interprovincial Corrientes – Chaco, donde realizaban requisas a los vehículos y sus conductores.

Hasta allí llegó un remis que transportaba tres mujeres cuando las fuerzas de seguridad le pidieron al conductor los papeles del vehículo. El auto había partido desde Corrientes y tenía como objetivo llegar a la localidad de Sáenz Peña, ubicada en Chaco.

La disyuntiva se produjo cuando los gendarmes le pidieron a las pasajeras bajar del vehículo para llevar adelante un control físico y de sus pertinencias, un ejercicio de rutina que el personal realiza en esa zona que conecta los territorios correntino y chaqueño.

Pero las mujeres se negaron, en simultáneo, argumentando que estaban embarazadas. Fue el personal femenino el que logró que las pasajeras descendieran del vehículo para ser revisadas. Afuera del auto, las gendarmes visualizaron una forma extraña en los vientres de las implicadas.

Con la posterior requisa, encontraron un verdadero botín color verde valuado en una cifra millonaria adosado a la panza de las «falsas embarazadas», según informó el medio Diario 21.