El puertorriqueño disparó en su cuenta de Instagram contra el cantante colombiano, cuando este consideró boicot al Latin Grammy.

René Pérez Joglar, más conocido como Residente, hizo una dura crítica a la postura que tomó J Balvin respecto a la «falta de representación» que tendrá el reggaetón en la nominación de los Latin Grammy del próximo 18 de noviembre en Las Vegas, Estados Unidos.

En detalle, el intérprete de «Agua», por ejemplo», mostró su descontento en su cuenta de Twitter para contarle a sus seguidores que, según él, el evento más reconocido en América Latina no valora a su género musical. «Los Grammys no nos valoran, pero nos necesitan. Es mi opinión y nada contra los otros géneros, porque se merecen todo el respeto, pero el truco ya es aburrido. Les damos rating pero no nos dan el respeto», escribió.

Y agregó después: «Los que tienen poder en el género ninguno debería ir, es decir todos, porque somos un movimiento».

Este comentario llamó la atención del puertorriqueño, por lo que decidió darle una respuesta desde su Instagram y hasta lo comparó con un carrito de panchos.

«Yo te creería lo del boicot si, el año pasado cuando te nominaron trece veces no ibas a los grammys. Pero ahí tu no pediste boicot, de seguro tenías hasta cambio de ropa para cada premio. Pero como de las trece nominaciones, te ganaste un solo grammy, pues ahora vuelve el boicot», dijo René y continuó: «No se por qué te molestas tanto».

Los usuarios de las redes sociales se llevaron su atención cuando luego dijo: «Tienes que entender José. Es como si un carrito de hot dog se molestara y se encojonara porque no se puede ganar una Estrella Michelin. Y no me malinterpretes, a todo el mundo le gustan los hot dog. Te explico, para que entiendas, tu música es como si fuera un carrito de hot dog».

«A mucha gente le puede gustar, pero cuando esa gente quiere comer bien, se van a un restaurante. Y cuando ese restaurante es el que se gana la Estrella Michelin, entonces, si quieres que te nominen, tienes que dejar de hacer hot dog y abrir un restaurante. O también puedes hacer un hot dog bien hijo de puta o poner un pan bien cabrón».