El plan que analiza el Gobierno nacional podría terminar de cerrarse en estas horas y anunciarse antes del fin de semana que viene.

El Gobierno nacional continúa analizando el plan para adelantar la jubilación a los 55 años y en estas horas quedará definido cómo se podría implementar.

De acuerdo al análisis realizado desde el Gobierno, según publicó en exclusivo Ámbito, el alcance del proyecto abarcaría a unas 500.000 personas que actualmente cumplen con los aportes pero no con la edad estipulada.

La población objetivo será principalmente los trabajadores que circunstancialmente se encuentran desocupados y que, por lo tanto, hoy no cuentan con ningún ingreso para hacer frente a la complicada situación económica.

Un punto aún sin definir del proyecto, que hasta el momento no cuenta con el aval político, tiene que ver con el haber que cobrarán los jubilados que accedan a esta beneficio: una de las propuestas otorga 50% del monto que les corresponda, según los cálculos; otro, en cambio, eleva el valor a percibir al 80%.

En ambos casos, cuando alcancen la edad jubilatoria actual, pasarían a cobrar el 100%.

De acuerdo al documento que está en el despacho del jefe de Gabinete, el requisito para acceder a la jubilación anticipada será contar con los 30 años de aportes necesarios.