Santa Fe, Tucumán y la conmocionada Corrientes se debaten en luchas intestinas a costa del ímpetu en la gestión. Quién es quién y cómo juega la Casa Rosada.

El caso más conocido de estos, quizás porque la Casa Rosada se metió de lleno, es el de la provincia del litoral. La vicegobernadora Alejandra Rodenas rompió el acuerdo político que tenía con el mandatario de Santa Fe, Omar Perotti, y dará la batalla en la PASO. Lo hará en una lista disidente con el exministro de Defensa, Agustín Rossi.

“Desde el gobierno provincial no se pudieron tender los puentes, abrazar a todos los sectores del movimiento nacional”, explicó la precandidata a senadora nacional para justificar su salida del Gobierno provincial. Y destacó que está “muy serena con la decisión” que tomó.

“Es todo sarasa lo que dice”, contestaron cerca de Perotti, ante la consulta de PERFIL. El gobernador “negociaba cómo iba a ir la lista, estaba todo abierto: Cristina (Kirchner) quería a María de los Ángeles Sacnun; Perotti, a Roberto Mirabella y Alberto Fernández, a Rossi. En medio de la negociación publican juntos una foto en Twitter y se lanzan con Rossi. Y bueno, esa misma noche Perotti y Cristina cierran”, relató una fuente cercana a la negociación entre el rafaelino y el Gobierno nacional.

Corrientes es la única provincia que este año elige cargos ejecutivos. Al igual que Santiago del Estero tiene un calendario electoral distinto a Nación. Así, este domingo 29 de agosto, Gustavo Valdés irá por su reelección en medio de la conmoción por el intento de homicidio a Miguel Arias, diputado provincial del Frente de Todos.

Pero Valdés competirá sin el apoyo de su actual vice, Gustavo Canteros, que rompió el espacio Encuentro por Corrientes. Así buscará quedarse con la Capital en un acuerdo con el Partido Justicialista de la provincia. “Le pedí al frente político que integro la posibilidad de presentar mis ideas ante la ciudadanía y que sean los correntinos los que decidan quién debe ser su futuro intendente”, introdujo Canteros al explicar su ruptura con el oficialismo.

En Tucumán, la interna entre el gobernador Juan Manzur y su vice, Osvaldo Jaldo, era la más esperada desde marzo de este año, cuando el bloque oficialista en Diputados quedó dividido tras una diferencia entre ambos dirigentes. A partir de ahí, también se quebraron el Gabinete provincial y varias intendencias municipales.

La lista de Manzur lleva las de ganar, ya que cuenta con el apoyo explícito de Alberto Fernández y de los ministros de Interior, Wado de Pedro, y de Economía, Martín Guzmán. Lleva como candidato a senador a Pablo Yedlin, actual titular de la Comisión de Salud de Diputados, lugar desde el cual defendió la gestión de la pandemia ejercida desde la Casa Rosada. Como segunda va la legisladora provincial Sandra Mendoza. Lo curioso es que el propio Manzur no quiere dejar de participar, y de poner a prueba su gestión, y se anotó como primer suplente.

En tanto, la lista del vice la integran Juan Antonio Ruiz Olivares y Graciela Gutiérrez para el Senado. Mientras que el propio Jaldo se anotó como primer candidato a senador, acompañado por Gladys Medina.

Fuente: Perfíl