Se trata de un hombre que trabajaba para una ONG. Lo hizo en una aeronave privada que pertenece a la organización porque los vuelos comerciales fueron cancelados. Aún quedan por evacuar a una pareja y un funcionario de la ONU.

Dos días después de que los talibanes tomaran el control de Kabul y exhortaran a todos los funcionarios y a la población en general a retomar sus trabajos, uno de los cuatro argentinos residentes en esa ciudad afgana pudo abandonar hoy el país.

Se trata de un hombre que trabaja para una ONG y lo hizo en una aeronave privada que pertenece a la organización ya que los vuelos comerciales habían sido suspendidos el lunes debido al caos desatado en el aeropuerto, adonde la gente había concurrido en masa en un intento desesperado por salir de Afganistán.

“Este hombre es el piloto de un avión que estaba al servicio de la ONG justamente para hacer traslados y logística dentro de Afganistán. Era un avión chico que estaba listo para salir cuando estuviera la posibilidad”, explicaron a Infobae voceros de Cancillería.

Con respecto a los otros tres argentinos que todavía esperan ser evacuados, las mismas fuentes precisaron que “están trabajando para que hoy pueda salir del país el funcionario de la ONU” mientras que “están buscando alternativas” para hacer lo mismo con la pareja argentina ya que el vuelo que tenían para viajar a Estambul fue cancelado.

“Todos están en contacto con nuestra embajada en Pakistán que es la que administra nuestros asuntos en Afganistán”, remarcaron a este medio.

Pese a que Argentina no tiene sede diplomática en territorio afgano, el embajador en Pakistán Leopoldo Francisco Sahores, oficia como representación diplomática concurrente en Afganistán y en otros estados de la región asiática, con consentimiento de todas las partes. (INfobae)