Los pasajeros deberán acreditar haber recibido al menos una dosis. Empleados públicos regresan al trabajo en forma presencial con la misma exigencia.

Jujuy comenzará a exigir desde este martes 17 de agosto que los usuarios de transporte público cuenten con al menos una dosis de la vacuna contra el COVID 19. Al ser controlados, los pasajeros deberán exhibir un carnet de vacunación que acredite la inoculación, que será exigida por las fuerzas policiales.

Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, firmó el decreto N° 3768 – G – 2021, que luego fue ratificado por ley, en el que establece la obligatoriedad de la vacunación para los agentes de la administración pública, que son la mayoría de la Población Económicamente Activa en la provincia del norte.

En la normativa se establece que los empleados de la administración pública provincial, entidades autárquicas, organismos centralizados y descentralizados, empresas y sociedades del estado, tienen la obligatoriedad de colocarse la vacuna contra el coronavirus.

Además, desde el miércoles 18 de agosto el gobierno promoverá el regreso a la modalidad de trabajo en forma presencial en algunas reparticiones públicas como la Legislatura de la provincia, lo que tendrá un impacto significativo por el regreso a las oficinas.

Todos los agentes públicos deberán acreditar haber recibido al menos una dosis, de lo contrario tendrán vedada la asistencia. En tal caso, y a menos que presenten una justificación, no percibirán su remuneración.