Federico Llamas, de 29 años, aseguró que no lo asombro el escándalo por el festejo de cumpleaños de Fabiola Yáñez. «No me sorprende viniendo del gobierno que tenemos», dijo.

Tuvo una celebridad instantánea en medio de la cuarentena. Se hizo famoso con el surfer que violó las restricciones impuestas por el gobierno para evitar contagios de coronavirus y fue blanco de una catatara de críticas en los medios y en las redes sociales, y el propio presidente Alberto Fernández lo calificó de «idiota» y aseguró que iba a tener que explicar «la desaprensión para con el otro».

Se llama Federico Llamas, tiene 29 años, y fue sorprendido por un control policial cuando circulaba por la autopista Panamericana con bolsos y tablas de surf en el techo de su camioneta, a pocos días de que el jefe de Estado decretara el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país y el ánimo de los argentinos estaba sensibilizado por el temor que suscitó la propagación del Covid.-19.

A horas de que el propio Fernández admitiera que él mismo había transgredido las medidas sanitarias al festejar con un grupo de amigos el cumpleaños de Fabiola Yáñez, el joven habló sobre el escándalo de las visitas a la Quinta de Olivos. “No me sorprende para nada viniendo del gobierno que tenemos. No le acredito toda la culpa al presidente, porque hay un montón de gente detrás de eso, pero él es el que da la cara», comentó en TN.

«Es vergonzoso que un presidente, abogado, haga este tipo de cosas. Y no es que intento decir ‘uh, mirá lo que me hicieron y mirá lo que está haciendo el Presidente’, porque yo no hice nada, lo único que quería era volver a mi casa”, añadió Llamas, quien vive en Ostende y trabaja de electricista. En marzo de 2020, fue detenido en un retén policial y escoltado hasta la casa de su madre para que cumpla el confinamiento obligatorio.

“Lo tomo como de quien viene, me resbala. ¿Un presidente, abogado, que me diga que soy un idiota por querer volver a mi casa con una declaración jurada? O sea él es el idiota que hizo el DNU y que no le transmitió a la gente, al equipo de él, lo que tenía que hacer”, reflexionó el surfer, que tiene una causa abierta por incumplir el DNU presidencial que el mismísimo presidente no cumplió al asistir la fiesta de cumpleaños de la primera dama.

Fuente: La Capital