Se dispuso “un aforo general para todas las actividades en espacios cerrados -garantizando adecuada ventilación- del 70% del factor de ocupación habilitado, hasta un máximo de 250 personas, siempre bajo estricto cumplimiento de los protocolos aplicables a cada actividad».

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, dejó sin efecto el alerta sanitaria dispuesto desde el 6 de julio de 2020 por la pandemia de coronavirus, por lo que ya no habrá restricciones para circular durante la noche en la provincia.

“Los mendocinos hemos demostrado responsablemente que podemos cuidarnos. El cumplimiento de las restricciones nos permite avanzar en nuestra libertad e ir habilitando de a poco nuevas actividades“, expresó este miércoles Suárez en Twitter, tras la publicación anoche del decreto 1116 en el Boletín Oficial provincial que levantó la emergencia sanitaria.

De esta manera, se dispone “un aforo general para todas las actividades en espacios cerrados -garantizando adecuada ventilación- del 70% del factor de ocupación habilitado, hasta un máximo de 250 personas, siempre bajo estricto cumplimiento de los protocolos aplicables a cada actividad».

También se establece la autorización para realizar eventos “al aire libre hasta un máximo de 1.000 personas, mientras deberá cumplirse con el distanciamiento social o agrupamiento por grupo familiar conviviente”

“Todas las medidas adoptadas por el decreto 1116 quedan sujetas a revisión en función de la evolución de la pandemia, en particular los indicadores relacionados con la variante Delta”, remarcaron desde la Gobernación.