En tanto, 337 personas murieron en las últimas 24 ahoras con lo que suman 15.543 los fallecidos.

Otras 337 personas murieron y 11.249 resultaron contagiadas de coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, mientras especialistas en análisis de datos destacaron el trabajo realizado por la provincia de Buenos Aires para obtener cifras casi en tiempo real sobre la cantidad de fallecidos por Covid-19.

La provincia de Buenos Aires había informado el viernes que registra un total de 12.566 fallecidos de los cuales 3.459 aún no se encuentran cargados en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS), según explicó el Ministerio de Salud de la Nación.

Fue así que las cifras informadas por la cartera sanitaria ubican en 15.543 el total de fallecidos desde el inicio de la pandemia, sin incorporar los decesos actualizados por el distrito bonaerense.

Salud de la Nación aclaró, en este sentido, que la notificación y carga de datos en el SNVS, respecto a la cantidad de infectados y de las personas fallecidas, es responsabilidad de cada una de las jurisdicciones.

Detalló, además que son 3.633 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 61,5% en el país y del 66,7% en la Área Metropolitana Buenos Aires.

Este sábado se registraron en la provincia de Buenos Aires 4.480 casos; en la Ciudad de Buenos Aires, 917; en Catamarca, 4; en Chaco, 160; en Chubut, 182; en Córdoba, 1.867; en Entre Ríos, 146; en Formosa 2; en Jujuy, 209; en La Pampa, 2; en La Rioja, 22; en Mendoza, 656; en Neuquén, 180; en Río Negro, 243; en Salta, 301; en San Juan, 2; en San Luis, 11; Santa Cruz, 125; en Santa Fe, 1.311; en Santiago del Estero, 71; en Tierra del Fuego, 102; y en Tucumán 249.

En este contexto, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo que el nuevo sistema de «bases integradas» que permitió detectar más de 3.500 muertos por coronavirus que no figuraban en el Sistema de Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) es el resultado de un trabajo «transparente» y manifestó que esta jurisdicción «es la única del país en la que sabemos que los números son fehacientes».

«Nos parece importante la transparencia y por eso nos auditamos», dijo Kreplak sobre el nuevo sistema que adoptó la provincia de Buenos Aires, que derivó en la incorporación de 3.523 fallecidos por Covid-19 que hasta ahora no habían sido reportados.

«Vimos que la carga de datos en las instituciones de salud empezaba a distanciarse. Los certificados de defunción no estaban digitalizados y empezamos a cruzar datos que cargamos a la base con las camas de terapia intensiva. Diseñamos una nueva estrategia de información en tiempo real», explicó Kreplak.