El debate parlamentario fue convocado para esta tarde a partir de las 15. Se espera que se logre la media sanción a las modificaciones al Fondo de Garantía y Sustentabilidad de Anses, que implica la renegociación, con beneficios y ampliación de plazos, de las deudas que las provincias tienen con el organismo.

Luego de los insistentes reclamos de legisladores de Juntos por el Cambio, oficialismo y oposición llegaron a un acuerdo y este jueves la Cámara de Diputados volverá a sesionar con un esquema mixto, es decir con la posibilidad de que algunos sigan el debate parlamentario de forma presencial (hasta ahora no hubo más de 45 en el recinto) y el resto de manera remota desde sus casas. La agenda de discusión fue consensuada entre los distintos bloques.

La sesión fue convocada para esta tarde a las 15. El Frente de Todos y Juntos por el Cambio acordaron los temas a tratar en el recinto: el tratamiento de un proyecto que busca refinanciar las deudas de las provincias con la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y el que impide el acceso a asistencia económica o financiera a las empresas domiciliadas en guaridas fiscales.

Además, se pondrá en tratamiento el proyecto por el cual se regula el ejercicio profesional de la Fonoaudiología y una iniciativa para ratificar un acuerdo regional sobre participación pública y acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales.

De esta forma, la Cámara Baja retomará su labor tras el acuerdo que concretaron Sergio Massa con los presidentes de los diferentes bloques el pasado 8 de septiembre, cuando resolvieron los términos del nuevo protocolo de funcionamiento remoto por otros 30 días hábiles (hasta el 20 de octubre) con las sesiones mixtas.

La presión y el rechazo de la oposición logró destrabarse con una cláusula según la cual cualquier bloque puede pedir que una sesión sea convocada con mayor presencialidad.