El expresidente fue sometido ayer en una clínica privada porteña a una intervención quirúrgica en la que le extrajeron un pólipo del intestino grueso y permanecerá internado al menos hasta hoy.

El expresidente Mauricio Macri, quien ayer fue intervenido por un pólipo en el intestino, pidió a los argentinos que «a pesar de esta cuarentena eterna» no se dejen «llevar por el miedo» e instó a la población a «hacerse chequeos de prevención» y retomar los «tratamientos necesarios».

«Quiero aprovechar el día de hoy para alentar a todos a que vuelvan a hacerse chequeos de prevención y retomen los tratamientos necesarios. Que cada uno cuide su salud, su propia vida y la de sus familias. A pesar de esta cuarentena eterna no nos dejemos llevar por el miedo», escribió anoche Macri en su cuenta de Twitter.

Macri fue sometido ayer en una clínica privada porteña a una intervención quirúrgica en la que le extrajeron un pólipo del intestino grueso y permanecerá internado al menos hasta hoy.

«Gracias al sanatorio y al equipo médico que me acompañó hoy durante mi intervención. Gracias también a todos por sus buenos deseos y cariño. Estoy muy bien, recuperándome», publicó el exmandatario en la red social en las últimas horas.

Ayer, el médico del expresidente, Pedro Farraina, dijo -en declaraciones a la prensa- que el estado de salud de Macri «es muy bueno» y afirmó: «Lo vamos a dejar hasta mañana, lo veremos, y si todo esta bien seguramente se irá a su casa».