Estaban con 18 personas más en un quincho privado. La reacción del funcionario en las redes sociales.

Tres hijos de un senador de Mendoza fueron detenidos por violar las normas de la cuarentena por el nuevo coronavirus: participaban de una fiesta en un quincho privado.

El propio legislador provincial del peronismo, excandidato a gobernador y varias veces intendente del municipio de Maipú, Adolfo Bermejo, tuvo que pedir disculpas públicas. La noticia, que inmediatamente se viralizó en redes sociales, sirvió para endemoniar aún más el comportamiento de la población joven, a quien el gobierno mendocino responsabiliza de la actual escalada de casos de covid-19.

Los hijos de Bermejo, dos hombres de 30 y 20 años y una mujer de 22, participaron de una fiesta, donde había veintiuna personas, en un quincho de un complejo de viviendas. El lugar es propiedad de la familia del senador, en Callejón Moyano y Juan B. Justo, cerca del parque Metropolitano de Maipú, en el Gran Mendoza.

La Policía recibió la denuncia de vecinos sobre la realización de una fiesta ilegal, cerca de la 4 de la madrugada del lunes 17 de agosto. Agentes municipales y policías llegaron al lugar y detuvieron a todos los jóvenes, por orden de la Fiscalía 10. Los enviaron en grupos a distintas comisarías y fueron liberados horas después.

La propietaria del lugar, Gutila Hilardo, explicó que el grupo había estado en un local gastronómico hasta las 23 (el horario límite habilitado) y que había decidido continuar al fiesta en el quincho privado.

“No hay privilegios para nadie», señalaron en la comuna, donde los Bermejo han gobernado durante cinco periodos (tres veces Adolfo y dos veces su hermano Alejandro) y el peronismo está en el poder desde la vuelta de la democracia.

El senador Bermejo pidió disculpas por Twitter. “Podría mirar para otro lado, pero me siento muy avergonzado, triste y enojado por lo que 3 de mis hijos hicieron en las últimas horas. Estuvieron en una fiesta, no cumplieron con la ley y espero que la Fiscalía interviniente haga lo que tenga que hacer con ellos”, publicó el exintendente de Maipú en la red social. Y agregó: “Vaya por este medio mi pedido de disculpas público por ese hecho; porque si bien mis hijos son mayores de edad, no logré como padre que ellos se cuidaran, cuidaran a su familia ni al resto de la comunidad. Las leyes son para cumplirlas. Ahora más que nunca”.

Más tarde, en declaraciones a la radio de Mdz, Bermejo confirmó que sus hijos estuvieron en un restaurante y que decidieron seguir de fiesta con sus amigos: «A las 23.30 tenían que estar de vuelta. Pero, en plena madrugada recibí un llamado en el que funcionarios me explicaron lo ocurrido». El senador volvió a pedir disculpas y dijo: ”Lo que hicieron es una irresponsabilidad. Pusieron en riesgo la salud de su familia y la salud de los demás”.

El fin de semana largo hubo 70 imputados por incumplir las normas del aislamiento social en Mendoza. Y, desde que comenzó la cuarentena en marzo, 7.500 personas fueron detenidas y penalizadas.

Fuente: Clarín