Les aseguraba a sus seguidores que “servía para vencer a la crisis del coronavirus y a la muerte”.

La investigación de la Justicia apunta a que el pastor Héctor Giménez ofrecía el alcohol en gel a $ 1.000 en el Templo de Ondas de Amor y Paz, ubicado en la avenida Rivadavia 3700, en el barrio de Almagro.

La denuncia fue realizada por una abogada, que fue citada a prestar declaración testimonial por el fiscal Matías Michienzi. Allí la letrada ratificó su denuncia y expresó que en el templo del pastor Giménez se colocaban a la venta frascos de alcohol en gel, que se difunden como una cura milagrosa, a precios exorbitantes

Ante la declaración, se tomaron medidas de investigación que se encuentran en desarrollo, y se imputó a Giménez por la posible infracción del artículo 208 inciso 1° del Código Penal.

Dicho artículo sanciona con prisión de quince días a un año al que sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito.

Un video muestra al famoso «telepredicador» ofreciendo a sus fieles una «unción» con alcohol en gel a cambio de de mil pesos.

El video fue difundido en «Intrusos», programa que también entrevistó a la pastora Irma, su exesposa. «Es tétrico y morboso», atinó a decir su exsocia, quien añadió: «Lo miro y no lo puedo creer, es tétrico».