El aborto, la reforma judicial, la de economía del conocimiento y el pliego de Rafecas se postergan hasta después de semana santa. Reunión de jefes de bloque en Diputados.

El Congreso no abrirá sus puertas al menos por un mes debido al brote de coronavirus, porque debido al receso impuesto por el Gobierno hasta el 31 de marzo, se sumará el feriado de Semana Santa.

Con este panorama, la Cámara de diputados y senadores estarán cerradas hasta esa fecha y se postergarán debates importantes para la gestión de Alberto Fernández, como la ley de economía de conocimiento, que iba a aprobarse el miércoles en Diputados y apunta a incentivar uno de los pocos sectores exportadores por fuera del campo

Para esta semana iban a llegar dos proyectos anunciados por Alberto en la apertura de sesiones; el del aborto y la reforma judicial.

Otro de los proyectos pendientes es la reforma judicial; motivo de tensión entre el presidente y un sector de operadores judiciales del kirchnerismo, que consideran inoportuno multiplicar los juzgados federales cuando muchos están vacíos. 

Aún así, la semana pasada el Gobierno logró acelerar muchos trámites en el Congreso que le permitirán retomar mejor parado, como el envío del pliego de Daniel Rafecas en la Procuración.

Los debates seguirán por whatsapp porque ni los despachos del Congreso están abiertos y este domingo, después de la conferencia del presidente, Cristina Kirchner y Sergio Massa suspendieron las guarderías y el Jardín Materno infantil en ambas Cámaras y garantizaron la licencia de sus padres. Además, suspendieron el ingreso de personal ajeno al Congreso e instruyeron al personal de seguridad a desalojarlo de inmediato. 

Fuente: LPO