Es para vuelos que vienen de Italia. En el documento les preguntan si tienen síntomas y no se les toma la fiebre a los pasajeros

Un vuelo de Aerolíneas Argentinas que había partido desde Roma y arribó este martes a las 5 a Ezeiza se convirtió en el primero en ser sometido a un protocolo especial para evitar el ingreso del coronavirus al país.

Como había anunciado el Ministerio de Salud, la aeronave fue ubicada en una plataforma remota y sus pasajeros contestaron preguntas del personal de sanidad, que subió al avión con guantes, barbijos y antiparras.

Antes de descender de la máquina, las personas que llegan a Ezeiza deben firmar una declaración jurada en donde se detalla en qué países estuvieron, si tienen síntomas compatibles con la enfermedad que ya causó 2 mil muertes en todo el mundo o contacto con algún infectado.

Fotos: Gustavo Gavotti)

A diferencia de lo que sucede en otros aeropuertos, no todos los viajeros son sometidos a controles de temperatura pese a que la fiebre es uno de los síntomas de la enfermedad. “No funcionan esos sistemas, no son efectivos, por eso estamos implementando lo mismo que en Italia, Suiza y otras partes del mundo y les hacemos firmar una declaración jurada en donde no pueden mentir”, especificó Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud.

Para que un paciente sea sometido a un test de coronavirus, debe cumplir indefectiblemente con dos requisitos: una afección respiratoria o fiebre alta y haber estado en China o haber tenido contacto con un caso confirmado. Si no se cumplen estas variables, los médicos no están autorizados a realizar el hisopado porque se considera que no hay riesgo.

A las 8 se repitió el protocolo cuando arribó otro vuelo procedente de Roma, de la compañía Alitalia, con más de 300 pasajeros a bordo. Facundo contó cómo fue el procedimiento: “Nos dieron un papel en donde había algunos ítems que teníamos que marcar sobre los síntomas que pudimos haber tenido en los últimos 10 días; también nos preguntaron en qué ciudades habíamos estado en los últimos 14 días y después nos dejaron ir”.

“Está bien que confíen en la gente, pero yo creo que podrían haber subido a tomar la temperatura. Afuera del avión, sólo entregamos un papel y listo. No nos hicieron nada como para detectar si teníamos algo”, planteó sorprendido el pasajero.

Este lunes, la Organización Mundial de la Salud planteó la posibilidad de que el virus se transforme en una “pandemia” y le solicitó a todos los países del mundo que tomen las medidas necesarias para prepararse para enfrentar la enfermedad.

Fuente: INFOBAE