Ya no se impondrá su utilización en el transporte público y en espacios cerrados. Cada jurisdicción podrá decidir si adhiere o no a la medida.

El Gobierno nacional le puso fin este miércoles a la obligatoriedad del uso del barbijo, aunque sigue recomendando su utilización en espacios cerrados, en centros educativos y en el transporte público. Asimismo, se aclaró que cada jurisdicción tendrá autonomía y podrá decidir qué hacer frente a su situación epidemiológica particular.

La medida quedó oficializada a través de la Resolución 1849/2922, publicada esta mañana en el Boletín Oficial con la firma de la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

En los considerandos, Vizzotti destacó que “el impacto de COVID-19 en 2022 se da en el marco de una población con altas coberturas de vacunación”, lo que “ha logrado disminuir de manera considerable la incidencia de enfermedad grave y la mortalidad por COVID-19, independientemente de la variante circulante.”.

Además, el Gobierno recalcó que desde el inicio de la Campaña Nacional de Vacunación hasta el 6 de septiembre, “se alcanzó una cobertura del 82,5% en población general y 81,7 % en mayores de 3 años con dos (2) dosis de vacuna, y de 46,7 % en población general y 73,5% en mayores de 60 años con el primer refuerzo”.

Recomendaciones del Ministerio de Salud

Aunque ya no se impone su uso, el Ministerio de Salud subrayó que “el barbijo es una herramienta eficaz para evitar la trasmisión de virus respiratorios de persona a persona y su uso es beneficioso para la prevención de enfermedades estacionales”.

El documento también afirma que “el SARS-CoV-2 es un virus de circulación estacional y, además, que la inmunidad natural y/o por la vacuna no garantiza su eliminación, por lo tanto se pueden presentar situaciones particulares donde sea necesario establecer el uso de barbijo”.

Por eso, el Gobierno sigue recomendando medidas de prevención general, tales como:

  • el uso adecuado del barbijo en espacios interiores, incluyendo los ámbitos laborales, educativos, sociales y el transporte público;
  • asegurar la ventilación de los ambientes;
  • mantener la higiene adecuada y frecuente de manos;
  • ante la presencia de síntomas, evitar el contacto con otras personas, no acudir a actividades laborales, sociales, educativas, lugares públicos y evitar el uso de transporte.

Fuente: TN