El presidente, Alberto Fernández, encabeza este viernes la reactivación del servicio ferroviario que conecta las ciudades de Cañada de Gómez y Rosario en Santa Fe.

El presidente, Alberto Fernández, encabeza este viernes la reactivación del servicio ferroviario que conecta las ciudades de Cañada de Gómez y Rosario, después de 45 años de inactividad de ese ramal, en el sur de la provincia de Santa Fe.

Participan también del acto el gobernador de la provincia, Omar Perotti; el ministro de Transporte, Alexis Guerrera; el secretario de Transporte nacional, Diego Giuliano, y autoridades locales.

Giuliano dijo que la puesta en marcha del tren de proximidad «fue uno de los compromisos que nos planteamos: recuperar el servicio ferroviario que Rosario perdió en el 77», durante la última dictadura cívico-militar. «Recuperar un tren en una metrópoli es hacerla más cercana, permitirle a los ciudadanos vivir en un lugar y trabajar en otro, poder ir al médico o estudiar sin tener que mudarse», agregó el funcionario.

Giuliano informó que, en principio, el servicio de pasajeros contará con dos frecuencias diarias a la mañana y a la tarde y con seis paradas intermedias en el barrio rosarino de Fisherton y las localidades de Funes, Roldán, San Jerónimo, Carcarañá y Correa. El servicio, que estará activo oficialmente desde el próximo lunes, tendrá un período de experimentación en el que la cartera de Transporte evaluará si es necesario sumar más frecuencias.

«Ojalá que este tren pueda ser útil y se pueda usar, además va a tener una tarifa económica para poder fomentarlo», dijo Giuliano en declaraciones a Radio Dos de Rosario. (TÉLAM)