Aprobaron nuevas restricciones y destinar miles de millones de dólares en fondos para la salud mental y la seguridad escolar. La norma será ratificada casi con seguridad por la Cámara de Representantes.

El Senado de Estados Unidos avanzó en las últimas horas en un proyecto de ley contra la violencia con armas de fuego, el primero en casi 30 años, al aprobar nuevas restricciones y destinar miles de millones de dólares en fondos para la salud mental y la seguridad escolar.

La ley, que casi con seguridad será ratificada por la Cámara de Representantes, no contempla todas las demandas de los opositores a las armas ni del presidente Joe Biden, pero es considerada un avance tras casi 30 años de inercia en el Congreso.

«Esta ley bipartidista ayudará a proteger a los estadounidenses», dijo Biden en un comunicado poco después de la votación del Senado. «Niños en las escuelas y comunidades estarán más seguras gracias a ella», añadió.

La ley, respaldada por los 50 senadores demócratas y 15 republicanos, incluye la mejora de la comprobación de los antecedentes de los compradores menores de 21 años, 11.000 millones de dólares de financiación para la salud mental y 2.000 millones de dólares para programas de seguridad escolar.

También destina fondos para incentivar a los estados a aplicar leyes de «alerta» para retirar las armas de fuego a personas consideradas una amenaza, precisó la agencia de noticias AFP. Cierra el llamado agujero del «novio», por el cual aquellos que tienen denuncias de violencia doméstica pueden evitar la prohibición de comprar armas de fuego si no están casados o no viven con su víctima.(Télam)