El presidente argentino quiso agradecer a La Garganta Poderosa durante una actividad oficial, pero dijo Garganta profunda

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, confundió este martes la revista Garganta poderosa con una película pornográfica de los años 70’s Garganta profunda. Fue durante su discurso en el lanzamiento del III Foro Mundial de Derechos Humanos, en la Casa Rosada.

“Ahí veo al compañero de Garganta profunda, como él, miles”, dijo al señalar a Ignacio Levy, referente de la publicación que se realiza en la Villa 31 de Buenos Aires. «No, profunda no, poderosa; poderosa, poderosa, poderosa, poderosa», se corrigió. Aunque enmendó: «Pero profunda también, porque nos enseñaban en esas revistas muchas cosas que eran ocultas por otros medios».

La multitud acompañó con risas.

Antes del furcio, el mandatario agradecía en su discurso el rol de las organizaciones sociales.

“Les quiero agradecer a las organizaciones sociales que estuvieron al lado nuestro ayudándonos a contener definitivamente a los sectores vulnerables, llevando solidaridad donde la solidaridad no existía, llevando compromiso donde el compromiso no existía. Y quiero agradecérselo, aun cuando algunas hagan picardías que nosotros no convalidamos. Lo que no es bueno es generalizar, no esperen que yo generalice. Mi eterna gratitud con cada una de esas organizaciones», expresaba.

.