El Sindicato de Camioneros comenzó la protesta por la detención de dos dirigentes acusados de extorsión; no se cumple el servicio de recolección de residuos, lo que afecta a 160.000 vecinos

Tras la visita del líder gremial Hugo Moyano, quien concurrió esta mañana para expresar su respaldo a la protesta, el Sindicato de Camioneros mantiene bloqueado el ingreso de camiones a la ciudad de San Nicolás, como una fuerte presión, tras la detención del secretario general de la seccional local, Maximiliano Cabaleyro, y del dirigente Fernando Espíndola, ordenada por la Justicia. Ambos están acusados de extorsión.

En un clima de máxima tensión, la medida de fuerza impide el cumplimiento del servicio de recolección de residuos y de limpieza en San Nicolás, lo que afecta a 160.000 vecinos y aumenta la posibilidad de consecuencias más extremas, como el desabastecimiento y riesgo sanitario.

Además de conducir la seccional local del Sindicato de Camioneros, Cabaleyro es concejal y vicepresidente del bloque del Frente de Todos.

Las detenciones fueron ordenadas por la jueza de San Nicolás, María Eugenia Maiztegui, quien había rechazado la exención de prisión, medida que fue ratificada el viernes por la Cámara de Apelaciones, con lo que quedaron firmes las órdenes de captura. Ambos gremialistas se entregaron voluntariamente.

Fuente: La Nación