La Cámara 4ª del Crimen de Córdoba condenó este jueves a tres años de prisión condicional al empresario Pablo Cava, propietario del Teatro del Sol, por la muerte del músico Agustín Briolini. El empresario fue hallado culpable del delito de homicidio culposo, y fue inhabilitado para ejercer la actividad por 5 años.

Briolini murió después de recibir una descarga eléctrica mientras realizaba una prueba de sonido para tocar con su banda el 23 de noviembre de 2014.

La sentencia declaró como responsable penalmente del delito de homicidio culposo, y absolvió a los dos sonidistas, José Pascual Escalante y Federico Murúa. El juez tomó el pedido del fiscal y esta querella que pensó que era lo que correspondía”, expresó la abogada de la querellla, Gissela Rojas Ippoliti, al portal Carlos Paz Vivo.