Para la madre de la chica de 16 años, la policía provincial demoró el accionar en el momento de la desaparición

Ocho policías de Jujuy fueron imputados por “incumplimiento a los deberes de funcionario público” ante la sospecha de que no colaboraron con la búsqueda de Iara Rueda, una adolescente de 16 años que fue denunciada como desaparecida por sus familiares y luego encontrada asesinada en septiembre de 2020, en la ciudad jujeña de Palpalá.

El fiscal jujeño Diego Funes imputó a los policías Mauro Cortez, Fabio Cruz, Hernán Vargas, Pablo López, Walter Ramos, Valdiviezo Emanuel, Daniel Ramírez y Laura Tapia. Por el femicidio, además, permanecen detenidos tres sospechosos, entre ellos un adolescente. Detrás de eso se esconde una macabra historia.

La madre de la víctima, Mónica Cunchilla, señaló: “Somos querellantes en una causa donde denunciamos al Estado y a toda la cúpula policial que no trabajó en tiempo y forma en la búsqueda de Iara cuando había una resolución denominada ‘código rojo’ desde el 2017 firmado parte del Ministerio de Seguridad provincial”, tendiente a agilizar los rastrillajes de búsqueda en denuncias de desaparición de personas.

La mujer además, cuestionó la decisión judicial, ya que consideró no fueron imputadas las máximas autoridades del gobierno local ni del Ministerio de Seguridad, y se terminó “cortando por el hilo más delgado”, al indicar a la agencia Télam que “el rango de los efectivos va desde comisarios hasta secretarios”.

“Falta más gente para imputar, pero ello lo va a decidir la justicia en el juicio que esperamos se lleve adelante este año, en las dos causas que investigan el crimen de mi hija”, completó.

Para ella, la Policía de Jujuy “demoró la búsqueda de Iara en el momento de su desaparición, debieron activar todos los dispositivos de rastrillaje cuando desaparece una menor y eso no ocurrió” e hizo referencia a la investigación penal del femicidio. Precisó que en la causa están acusados tres hombres, uno de los cuales tenía 16 años al momento del hecho y enfrenta una acusación por «homicidio triplemente calificado, agravado por el vínculo, por la alevosía y por haber sido cometido por un hombre contra una mujer y mediare violencia de género”.

Fuente: INFOBAE