Compañeros trataron de ayudarlo y alejaron a los animales a piedras, pero el hombre había perdido mucha sangre y tenía heridas de gravedad. Polémica por el papel y la responsabilidad del Estado.

Un hombre de 53 años murió en la provincia se San Juan luego de ser atacado por perros que merodeaban la zona donde él trabajaba. Se trata de la segunda muerte por la embestida de una jauría que ocurre en los últimos cuatro meses y el gobierno provincial responsabilizó del caso a las comunas por la falta de controles de zoonosis.

Esta vez, el hecho ocurrió en la entrada del Parque de Tecnologías Ambientales, donde Néstor Daniel Morales trabajaba en el control del ingreso al predio. Allí son depositados y tratados los residuos que recogen los camiones en los domicilios particulares.

El lugar está ubicado en la localidad de La Bebida, el departamento Rivadavia, a unos 10 kilómetros de la capital provincial. La zona es abierta y descampada y allí fueron vistos entre 10 y 15 perros que, según los testigos, “deambulaban por la zona desde hace días”.

Los relatos de los compañeros de trabajo de Morales, que presenciaron el ataque, contaron que escucharon «ladridos y gritos desesperados de una persona», y salieron a ver qué ocurría. Desde una camionera vieron cómo «los animales atacaban a Néstor, que estaba en el piso con la ropa desgarrada, con muchas heridas y ya ni se defendía».

Según el relato, los compañeros alejaron a los perros a pedradas y luego llevaron a la víctima al Hospital Marcial Quiroga. Pero «había perdido mucha sangre y tenía grandes heridas, por lo que falleció antes de llegar», dijo uno de ellos.

Fuente: Página 12