A 2224 días de su detención, la líder de la Tupac Amaru apuntó con dureza contra el gobernador radical. «Nunca podrá gobernar tranquilo porque en la provincia hay hambre y pobreza», afirmó sobre las reciente represiones en Jujuy. Además, contó cómo es su vida en prisión domiciliaria.

La líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, apuntó con dureza al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales y advirtió que en la provincia hay un «narcoestado» con un «gobierno corrupto y represor».

En diálogo con AM750, Sala, quien se encuentra detenida como presa política hace 2.224 días, afirmó que Morales «es un personaje que tiene doble cara: en Buenos Aires quiere demostrar que es el buenito, que le gusta el diálogo y que se preocupa por el país, pero si uno aterriza en Jujuy se va a enterar que solo la semana pasada se llevaron adelante dos violentas represiones».

Sin embargo, aclaró que «el diálogo no existe en la provincia», y que «lo único que existe es la famosa contravención, una ley que hizo aprobar Morales cuando asumió para perseguir y encarcelar a opositores».

Sala fue detenida el 16 de enero de 2016 por participar de un acampe en Jujuy contra Morales. Desde entonces sigue privada de su libertad por una causa sin condena firme.

«Ellos pensaban que si me encarcelaban se iban a terminar los conflictos en Jujuy y que Morales iba a poder gobernar tranquilo. Pero él no puede gobernar tranquilo porque en la provincia hay hambre, pobreza y desocupación», señaló, y aseguró que recuperara su libertad cuando Morales «no esté más en el gobierno».

Además, la dirigente sostuvo que en Jujuy está gobernada «por un narcoestado» y advirtió que Gerardo Morales goza de impunidad por parte de la justicia.

«Nadie controla cómo gasta Morales la plata de los jujeños. En 2019 mandó policías a reprimir a los hermanos bolivianos en el golpe de Estado y sin embargo ningún juez lo investiga», expresó.

En este sentido, lanzó una fuerte advertencia: «Si Morales el llega a ser Presidente de la nación va ser peor que el nazismo. Él gobierna con una mano manejando la Justicia y con la otra mano reprimiendo a la población», añadió Sala.

Fuente: Página 12