Tres chaqueños se salvaron de milagro luego de que la camioneta en la que movilizaban sufriera un desperfecto mecánico, quedó sobre las vías y fue arrollada por un tren en la localidad de Urutaú —a unos 23 kilómetros al noreste de Monte Quemando, Copo— durante la tarde de ayer.

La policía que trabajó en el lugar tomó conocimiento del accidente cerca de las 19.15 cuando un hombre (de apellido Tula) manifestó que a unos metros de la Ruta Nacional 16, una camioneta había sido arrollada por un tren de la línea Belgrano Cargas.

Los uniformados rápidamente llegaron al lugar y se entrevistaron con el maquinista —de apellido Sánchez, quien iba en compañía de un colega— que informó que provenían de Salta con destino a Monte Quemado, cuando ocurrió el accidente.

La policía luego se entrevistó con los ocupantes de la camioneta (una Ford Ranger tipo Pick Up) quienes fueron identificados como Rubén Barraza (30), Fabián Barraza (24) y Federico Báez (27), todos oriundos de Chaco.

Allí Rubén Barraza manifestó que se dirigían hasta el paraje de Sergio Genovecio (donde reside su empleador) y al momento de atravesar las vías la camioneta se les paró la camioneta ya que se habría roto la caja de cambios.

En ese momento observaron que la locomotora estaba «encima» de ellos, decidieron saltar para evitar ser embestidos. El maquinista no pudo frenar a tiempo y arrolló la camioneta que quedó «partida a la mitad», al ser  arrastrada un kilómetro aproximadamente.

El Dr. Gabriel Gómez, fiscal de turno, dispuso que Criminalística realice los trabajos de rigor en el lugar. Por fortuna sus ocupantes no sufrieron ningún tipo de lesión y solo debieron lamentar daños materiales en el vehículo.