La División Homicidios y Delitos Complejos, bajo las órdenes de la Dra. Silvia Jaime, investiga las circunstancias en las que el chofer de un automóvil afectado a una empresa de remises recibió dos disparos en uno de sus miembros inferiores.

El violento y llamativo episodio, según informó la policía, salió a la luz pasada las 23.30, cuando personal que realiza trabajo adicional en el Hospital Regional registró el ingreso de William Ariel Navarro (42), quien presentaba dos heridas de arma de fuego.

Inmediatamente el efectivo alertó a sus pares de la Comisaría 45 quienes se trasladaron hasta el centro asistencial y allí se entrevistaron con el herido, que manifestó que había sido herido mientras conducía su vehículo Volkswagen Voyage por el Bº Mariano Moreno.

Según el relato del damnificado, con domicilio en el barrio San Germés, cerca de las 23.15 se encontraba en la esquina de Avenida Solís y Aguirre vieja y dos sujetos en una motocicleta se acercaron hacia su rodado haciéndole señas para que se detuviera.

La situación habría llamado la atención de Navarro, quien hizo caso omiso a las señales. Fue entonces cuando, según su relato, uno de los motociclistas sacó de entre sus prendas un arma de fuego.

Sostuvo que se trataba de una «9 milímetros» y le realizaron dos disparos a la altura de la pierna para luego darse a la fuga sin quitarle ninguna de sus pertenencias. El damnificado sostuvo que de inmediato llamó a su hermano (43), quien lo trasladó al hospital.

Asistencia

En el Regional, Navarro fue examinado por un cirujano y un traumatólogo, quienes indicaron que tenía un proyectil alojado a la altura del tobillo en la pierna derecha. La víctima, según informaron fuentes judiciales, permaneció en observación, luego firmó el alta voluntaria y se retiró.

Las mismas fuentes sostuvieron que al cierre de la presente edición, la víctima no había realizado la denuncia. La Dra. Jaime ordenó que los detectives realicen un relevamiento por la zona y secuestren imágenes de las cámaras de seguridad del sector.

Además peritos de Criminalística realizaron los trabajos de rigor en el vehículo del damnificado. Los expertos buscan determinar si los maleantes se aproximaron tanto al remisero, introduciendo el arma dentro del rodado y allí dispararon o si bien el proyectil atravesó la puerta del lado del conductor.

La Fiscalía no descarta ninguna hipótesis y realiza minuciosas averiguaciones.