Comparsas y agrupaciones preparan sus festejos a lo grande, con la chaya de mojones, baile, música y rituales de agradecimiento a la Pachamama por poder renovar año a año este gran acontecimiento.

La celebración del carnaval comenzará a vivirse a pleno en Jujuy desde este sábado con el desentierro del diablo, por lo que las distintas comparsas y agrupaciones preparan sus festejos a lo grande, con la chaya de mojones, baile, música y en medio de rituales de agradecimiento a la Pachamama por poder renovar año a año este gran acontecimiento.

Localidades como Maimará, Volcán, Tilcara, Humahuaca y Purmamarca, en la Quebrada de Humahuaca, así como en otras regiones (Puna, Valles y Yungas) podrán cumplir con normalidad sus actividades programadas, lo mismo que las comparsas después de que el Gobierno provincial autorizara la realización de eventos masivos, pero con recomendaciones para el cuidado y la obligatoriedad del pase sanitario por el coronavirus.

Uno de esos escenarios será Maimará, donde la agrupación Casastchok reunirá a sus integrantes en su mojón ubicado cerca de la plaza central del pueblo, y a las 18 después de bailar y cantar, desenterrarán el diablo del Carnaval (un muñeco de 60-70 centímetros elaborado por una madrina) para proseguir los festejos por las calles.

«Cuando el diablo aparece es allí es cuando empieza el carnaval realmente. Toda esta fiesta finalizará el domingo 6 de marzo», dijo a Télam Matías Cazón, secretario de la agrupación Casastchok, una de las doce comparsas y/o agrupaciones que tiene Maimará.

«Somos 250 integrantes en nuestra agrupación que levantamos la bandera de la alegría, la del carnaval, y gracias a Dios este año podemos volver a disfrutar a pleno de esta fiesta tan hermosa y tan esperada», afirmó.

Como en cada punto de la provincia, cada comparsa o agrupación después de hacer la chaya y las ofrendas, sale del mojón (una abertura que se cubre con piedras) por las calles con sus banderas y sus bandas de bronce hasta otros lugares donde continúa la fiesta que puede ser un salón o un domicilio particular.

Fuente: Telam