El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, firmaron con la empresa Conorvial el contrato para iniciar las obras del primer tramo. También rubricaron dos actas de cooperación entre Nación y la provincia para apuntalar la obra pública.

El jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, firmaron con la empresa Conorvial el contrato para iniciar las obras del primer tramo. También rubricaron dos actas de cooperación entre Nación y la provincia para apuntalar la obra pública.

Al respecto, Manzur remarcó «el trabajo articulado que se realiza entre el Estado nacional y las provincias» y agregó que «estas obras, que mejoran la calidad de vida de la gente, se suman a las más de 3.700 que llevamos a cabo a nivel federal y generan oportunidades de desarrollo, empleos, progreso y un futuro mejor».

En tanto, Katopodis destacó que el Gobierno nacional promueve «una inversión muy importante en las diez provincias del Norte Grande» y añadió: «Tenemos una especial prioridad en toda esa región para saldar allí las deudas contraídas desde hace muchos años».

En ese sentido, Jaldo reconoció la importancia de la inversión del Ejecutivo nacional en obras públicas porque «ayuda a dinamizar la economía en la provincia y genera puestos de trabajo genuinos; nunca como ahora vimos un Gobierno que distribuyera así el presupuesto nacional en los distintos distritos del país», comentó.

La obra comprende el Acceso Sur a Tucumán, la Ruta Nacional 9 y el tramo Mista-San Miguel de Tucumán, de la Ruta Nacional 38; y la sección que va desde la ex Ruta Nacional 9 hasta el Empalme con la Ruta Nacional 38.

El primer tramo de los trabajos consiste en la construcción de una autopista con un puente sobre el río Salí, obra que en su momento recibió el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) e impactará en la circulación vehicular al destrabar los cruces perpendiculares de la Ruta 306 en una zona de fuerte intercambio turístico y comercial.

(TÉLAM)