Los 189 aludes e inundaciones provocados por las fuertes lluvias caídas durante cuatro horas informó el ministro de Desarrollo Regional de Brasil, Rogerio Marinho, causaron la muerte de casi 80 personas. 

Al menos 78 muertos causaron las intensas lluvias y casi 200 deslizamientos de tierra en la antigua ciudad imperial brasileña de Petrópolis, ciudad serrana del estado de Río de Janeiro, donde equipos de rescate trabajaban para contrarreloj para hallar sobrevivientes bajo el lodo y los escombros.

«Es una situación casi de guerra», dijo Claudio Castro, gobernador de Río de Janeiro (sureste), en la zona del desastre, en la región serrana del estado, informó la agencia AFP.

La gobernación confirmó 78 muertes, una cifra que puede seguir creciendo con el correr de las horas tras el temporal ocurrido en la tarde del martes en la ciudad ubicada a 68 kilómetros al norte de Río de Janeiro.

Según autoridades locales, se produjeron 189 deslizamientos e inundaciones, que dejaron viviendas reducidas a escombros en laderas arrasadas y vehículos apilados en calles plagadas de agua y barro.

Fuente: Telam