Así lo confirmaron desde las cámaras que representan al sector de la fabricación de panificados en todo el país. Se estima que el kilo de pan costará entre $240 y $300.

A partir de este lunes el pan tendrá aumentos que rondarán entre el 20% y 25%, de acuerdo a las estimaciones de productores y cámaras del sector panaderil. También habrá incrementos de los preciosde otros productos derivados, como consecuencia de la suba en los costos de las materias primas.

Así lo anticipó el presidente de la Federación Industrial Panaderil de la provincia de Buenos Aires, Raúl Santoandré. «En las últimas semanas hubo aumentos en el combustible, en los servicios y en muchas de nuestras materias primas” por lo que no les queda «otra alternativa» que trasladar las subas a los precios al consumidor, explicó.

En las últimas semanas varias materias primas esenciales utilizadas en la fabricación de panificados tuvieron saltos en los precios, como los huevos (+ 30%), el azúcar (+33%) y la levadura (+35%).

De este modo, se estima que a partir de mañana lunes 14 de febrero, el kilo de pan pasará a valer entre $240 y $300 promedio en una panadería de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires.

El pan francés, por ejemplo, de acuerdo con las últimas mediciones del Indec sobre inflación ya acumuló una suba superior al 48%. En diciembre del 2020 el kilo costaba alrededor de $ 120 el kilo y podría registrar una aumento del 100% en su valor.

En tanto, los fabricantes y representantes de las cámaras panaderiles explicaron que la docena de facturas, otro de los productos de mayor consumo, tendrá un costo promedio de $600.

Además del aumento en los costos en las materias primas, hubo otros incrementos que impactaron fuertemente y “obligan” a los panaderos a trasladarlos al precio final.

«También subieron los alquileres y la carga tributaria es muy alta», a lo que se suma el incremento en combustibles y la logística de distribución, remarcó Santoandré en declaraciones a Radio Rivadavia.

Fuente: Ámbito Financiero