Desde el exterior la líder de la Coalición Cívica le solicitó a sus diputados que permitan la discusión del entendimiento con el Fondo. Sus charlas con Macri y el enojo por las “candidaturas” en Juntos. Qué dice en la intimidad sobre Máximo Kirchner y su renuncia.

Dejó el país a mediados de diciembre para emprender un viaje que la llevó por México y los Estados Unidos. En su entorno dicen que Elisa Carrió necesitaba descansar, ocuparse de algunas cuestiones personales y correrse de la vorágine del país.

Este periplo de más de dos meses terminará pronto, a finales de febrero. Elisa Carrió planea estar de nuevo en la Argentina para marzo, mes en el que iniciará una gira por el interior del país para “fortalecer” a la Coalición Cívica pero también para monitorear de cerca la convivencia en Juntos, que en los últimos tiempos mostró ciertas grietas.

Elisa Carrió quiere dar quórum y que después el peronismo “junte los votos”
La noticia del pre acuerdo con el FMI llegó a su celular tan solo minutos después de que el Presidente lo anunció con un mensaje grabado desde la Quinta de Olivos. Unos días después, en un zoom con sus principales legisladores, pidió dar quórum a la sesión. Todos estuvieron de acuerdo. “Es una herramienta que no les podes negar. Que ellos después junten los votos”, suelta una de sus colaboradoras más cercanas.

Para la Coalición Cívica hay límites: no votarán un acuerdo que implique suba de impuestos. Aseguran que les importa poco si Máximo Kirchner apoyo o no el acuerdo y marcan una diferencia entonces con la postura de la pata radical de Juntos, que exigía que Cristina Kirchner se pronuncie a favor del entendimiento antes de votarlo.

“Si el acuerdo es razonable tenemos que acompañar, no importa si Máximo (Kirchner) no está de acuerdo o vota en contra. El default es traumático”, repiten. La postura de la Coalición Cívica se planteó en la Mesa Nacional de Juntos y generó rispideces con la UCR y el PRO

Fuente: TN